Ejemplos de onomatopeya

Definición de onomatopeya

Ejemplos de onomatopeya
Ejemplos de onomatopeya

La onomatopeya consiste en el acto de imitar el sonido de alguna palabra, situación, contexto, animal, etc. para servir de esta manera como una referencia de esta. Para reflejar esta situación, cuando se llega a imitar el sonido de algún instrumento musical, esta situación se considera como un ejemplo de onomatopeya, mientras que otro ejemplo común, es cuando se imita el sonido de algún animal, estos sonidos servirán como referencia para entregar un mensaje.

Una manera de establecer de mejor manera la definición de la onomatopeya, es entregar ejemplos de onomatopeya, por ejemplo, cuando nos referimos a un gato, podemos imitar el sonido que este hace «Meow», la onomatopeya también se puede ejemplificar cuando se imitan los sonidos del golpe a una puerta el cual es «toc toc».

Las onomatopeyas suelen ser muy diversas y se pueden utilizar de manera mucho más común de lo que se podría llegar a pensar. Las onomatopeyas prácticamente son algo cotidiano, aunque solemos utilizarlas como una especie de broma o burla.

Ejemplos de onomatopeya

Un ejemplo común de onomatopeya, es describir el sonido de diversas acciones por ejemplo:

  • La abeja vuela zumbando.
  • La piedra cayó al río con un chapoteo.
  • Los libros cayeron en la mesa con un fuerte golpe.
  • Las hojas susurrantes me mantuvieron despierto.

Los diferentes sonidos que llegan a emitir los diferentes animales, también llegan a ser considerados como ejemplos de onomatopeya. Debido a esto, es que muchas personas pueden reconocer fácilmente los siguientes sonidos y vincularlos rápidamente con el animal correspondiente.

  • Meow
  • Moo
  • Guau
  • Oink
  • Bee

Ejemplos de onomatopeya en grupo de palabras

Las palabras consideradas como una onomatopeya, también pueden llegar a ser agrupadas cuando reflejan a un mismo objeto. Estos casos se pueden reflejar por ejemplo cuando se habla de algún tema como el sonido del agua; chapoteo, salpicar, gotear, etc.

La función de la onomatopeya es utilizar palabras para describir lo que está ocurriendo. En otro contexto, la onomatopeya, se puede utilizar en la literatura para funcionar como una ayuda a los lectores, para que de esa manera estos puedan escuchar los sonidos que las palabras llegar a reflejar. Por lo tanto, aunque el lector no puede llegar a entrar en el mundo de la escritura, la onomatopeya ayuda a que el poeta pueda entregar un contexto enriquecido gracias a la ayuda que entregan estas palabras.

Se considera que la gran belleza de las palabras que se consideran como una onomatopeya, se encuentra en el hecho de que estas se encuentran obligadas a generar un efecto sobre los sentidos de los lectores, entregando una herramienta extra para enriquecer la experiencia y entendimiento. En una comparación directa con otros tipos de palabras, las expresiones simples, no llegan a generar el mismo efecto de énfasis que llegan a entregar las onomatopeya, las cuales como se ha señalado, logran generar un gran alcance de cara a los lectores. Si se buscase resumir la utilización de las palabras onomatopeyas, estas se utilizan para generar un énfasis sobre una idea o algún contexto.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.