Ejemplos de personificación

Definición de personificación

La personificación es una figura retórica que se caracteriza por entregar acciones o cualidades, a objetos, animales o ideas que son abstractas; donde estas cualidades y acciones, son propias de un ser humano. La personificación se usa mucho en las fábulas, donde se usan generalmente animales y objetos para entregar una enseñanza o para contar una historia, dotándolos de cualidades y acciones pertenecientes a las personas. Un ejemplo rápido de personificación es; las estrellas nos estaban mirando, mientras la noche a su vez nos sonreía.

Ejemplos de personificación
Ejemplos de personificación

Una personificación, es de gran ayuda, ya que entrega un valor estético a los diferentes textos literarios, donde se usa recurrentemente. A medida que se va estudiando la personificación, también aparece el nombre de prosopopeya, con el cual también se le conoce a esta figura literaria.

Hay que considerar que con la personificación los objetos adquieren vida y los animales adquieren acciones pertenecientes a seres humanos, los que son descritos generalmente en fabulas y poemas. También los objetos y animales pueden expresar sentimientos gracias al uso de la personificación.

¿Cómo construir una correcta personificación?

Los textos literarios, están presentes siempre en el aprendizaje de los alumnos, por eso a través de la personificación se pretende entregar un valor estético a los poemas; donde seres animados serán los protagonistas.

La personificación se usa mucho en los textos literarios, para dar un sentido al lector, quienes se interesan en su lectura cuando se tienen objetos y animales con características animadas; que dan vida a este tipo de textos.

Para construir una correcta personificación primero se debe considerar el tipo de texto que se quiere escribir, luego se les entrega características humanas a objetos o animales y finalmente se comprueba el objetivo del texto, el cual debe ser cumplido siempre.

Ejemplos de personificación

La personificación siempre entregará una cualidad o acción a objetos sin vida y animales, usando características propias de las personas para lograr esto. A partir de esto, su uso se vuelve más sencillo y común en el contexto escolar y de la vida cotidiana.

Ejemplos de personificación en un contexto escolar

  • Los estudiantes tomaron sus lápices que brillaban de alegría, porque al fin los usarían para pintar. (El sentimiento de alegría, entregado a los lápices que no tienen vida, es la personificación en esta oración).
  • Los profesores mostraban como los pizarrones estaba tristes por haber sido rayados. (El sentimiento de tristeza, entregado a los pizarrones que no tienen vida, es la personificación en esta oración).

Ejemplos de personificación en un contexto de la vida cotidiana

  • Las verduras miraban con temor a mi madre, cuando se disponía a picarlas. (La acción de mirar, que se le entrega a las verduras, alimentos que en la vida real no tienen vida, es la personificación de la oración).
  • Cuando la niña entró a su habitación, sus muñecas corrieron a su lugar, para que estuviera todo ordenado. (La acción de correr, que se le entrega a las muñecas, juguetes que en la vida real no tienen vida, es la personificación de la oración).

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.