Ejemplos de sufijos

Definición de sufijos

Ejemplos de sufijos
Ejemplos de sufijos

Los sufijos son simplemente palabras que pueden ser utilizadas para generar un nuevo significado. Dentro del idioma español, los sufijos cuentan con una variedad más amplia en comparación con otro idioma como el inglés.

Ejemplos de sufijos

Para comprender de mejor manera un sufijo, se puede tomar como ejemplo la palabra manteca, un ingrediente de la cocina utilizado en países de habla hispana. Al agregar una terminación diferente como illa al final, la palabra se modifica a mantequilla. Mientras que el añadir otra terminación como ero, hace que la palabra original se transforme en mantequero. En este ejemplo de sufijo, se ve que la «C» es modificada por un «qu» para así mantener la pronunciación. Otro ejemplo de sufijos que puede involucrar a la palabra manteca, es cuando al final se aplica la terminación ado, transformando la palabra inicial en mantecado.

Se debe considerar además que los sufijos muchas se pueden categorizar como diminutivos, Aumentativos, peyorativos y varios otros.

Ejemplos de sufijos diminutivos

Este tipo de sufijos son muy comunes y se llegan a utilizar para que una palabra parezca de menor tamaño, tanto de manera literal, como de manera figurada o como una manera de demostrar cariño. Un ejemplo de sufijos diminutivo es la palabra gato, la cual se puede disminuir como gatito.

Otros ejemplos de sufijos diminutivos son: perrito, hermanito.

  • Perrito: Es una palabra que se deriva de perro, y hace clara alusión a que un perro es de tamaño pequeño, o hace referencia a que se trata de un cachorro.
  • Hermanito: Se deriva de la palabra hermano, y hace referencia a un hermano menor, o que es de menor tamaño, también se utiliza para entregar un mensaje de cariño.

Ejemplos de sufijos aumentativos

Los sufijos aumentativos son todo lo opuesto de los sufijos diminutivos, aunque se usan de menor manera en comparación con los sufijos diminutivos. Por ejemplo, para hablar de un árbol más grande, a este se le llamaría como arbolote.

Al igual que sucede con los sufijos diminutivos, que a veces se utilizan para denotar algún atractivo, los sufijos aumentativos se pueden utilizar para transmitir una connotación negativa. Considerando que un perrito puede ser un lindo cachorro, un perrazo podría ser un gran perro pero que no tiene la asociación de ser lindo como un cachorro.

Otro ejemplo de sufijo aumentativo puede ser la palabra tortota.

  • Tortota: Es una palabra que se deriva de la palabra torta, y esta se encarga de hablarnos sobre de una torta que es de gran tamaño y por eso se utiliza un sufijo aumentativo, generando incluso una especie de exageración a la palabra original.

Ejemplos de sufijos peyorativos

Los sufijos peyorativos son aquellos en donde se añaden palabras para indicar algún tipo de desprecio, o algún tipo de inconveniencia. Un ejemplo de sufijo peyorativo incluye la palabra casucha:

  • Casucha: Palabra que se deriva de casa, y nos habla de que una casa se puede encontrar en mal estado y por eso se le mira de manera despectiva, debido a eso cae en la categoría de ser una sufijo peyorativo.

También puedes visitar nuestro artículo sobre ejemplos de prefijos, ya que estos, al contrario de los sufijos, van al principio de la palabra.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.